martes, 2 de septiembre de 2014

chau Jechu



“No quiero que tú me esperes
porque yo nunca he partido,
si he recorrido caminos
he caminado perdido
y siempre estuve presente”
El repatriado



Son 2 días y la hoja de este cuaderno aún está en blanco.
Esta hoja que en estos años fue el recipiente para el turbión de tus palabras y proyectos.

Aún busco la grieta para que brote este sentimiento sordo y oscuro que me visita desde tu noticia.
No es coincidencia, pues, que la encuentre en tu voz; esa voz que conozco/conocemos tan bien, la que cantando/acompañando me recibió cuando fui a despedirme.

Que sábado de mierda.
La Paz se empecinó en tocar tu música todo el día
con risa de sol y cueca con llanto de huayño
con vientos llenos de zampoñas, sicus y tarkas.
                        la noche llegó con frío y llovizna de puna.

La hoja ya tiene algo, pero su frío no me deja continuar.
Quiero escribirte algo y solo me salen tus letras.
                                                                       Eso ya me ha pasado antes.

Creo que un ‘chau Jechu’ estará mejor  y no le va mal a esta rara relación. Finalmente solo fui una de esas caras con tremenda sonrisa cuando saludabas a cuates y conocidos.
De seguro soy esa voz que cantaba emocionado donde sea tus canciones o ese eco sordo de mano enrojecida cuando se te aplaudía.
Ese emocionado ‘necio’ al plantearte/pedirte/obligarte a ser parte de MUSICANTOS.

Entonces si, solo un ‘chau Jechu. No nos olvides, no me olvides, poeta y cantor igualitario’ es lo mejor.


“Hice de piedra gris collares
que en la Puerta del Sol cuelgan para ti
perlas de luz
con hilos de plata ensartados caracoles
y de plata incrustados caracoles
y de piedra ensartados caracoles”.
No me olvides 




No hay comentarios.: